Anúncio! : "Ahora también puedes disfrutar de PELICULAS en TuTelenovela, no olvides Registrarte para disfrutar al 100% del contenido!"
0 / 5
puntaje
100 %
indexado
320 de 795
ranking
325 de 795
popularidad
0
Así Son Ellas
2002
Dalia, Margarita, Narda, Rosa y Violeta han sido amigas en las buenas y en las malas, por ellos cuando jovencitas formaron un club llamado "El Club de las Flores", debido a los nombres de flor que cada una tenía. Las cinco soñaban con el futuro, pensaban que se casarían, tendrían una linda familia y por supuesto, seguirían siendo tan buenas amigas como cuando formaron el club.

Pero una cosa son los sueños y otra cosa es el destino. Y el destino quiso que las amigas se separaran durante 20 años, siendo Dalia y Narda las únicas que continúan en contacto, sin saber nada de las demás. Un frío día de otoño, la vida las volverá a reunir por motivos trágicos. Pero, ¿Qué fue de las inseparables amigas durante este tiempo? ¿Cumplieron sus sueños? ¿Son felices? Éste será otro punto en común entre ellas: Ninguna ha logrado la felicidad plena, y su vida personal es muy diferente a lo que imaginaron cuando se sentaban a soñar en la banca de una escuela.

Violeta Carmona (Cecilia Gabriela): es quien desencadenará esta historia e involuntariamente provocará que "El Club de las Flores" vuelva a reunirse. Violeta está casada con un arquitecto muy connotado, Luis, con quien tres hijos, todos menores de 13 años. Habitan en una residencia en las Lomas de Chapultepec.

A primera vista, Violeta parece muy favorecida por la felicidad; lo tiene todo. La gente murmura a su paso: "Es una mujer muy afortunada" y "Su matrimonio es ejemplar". Pero si nos fijamos detenidamente en Violeta, nos daremos cuenta que es una mujer triste, reservada, solitaria. En realidad, guarda un secreto: Es profundamente infeliz. Detrás de los lentes oscuros que siempre lleva puestos y detrás del maquillaje excesivo que siempre utiliza en su rostro, hay golpes, moretones, derrames. Violeta es una mujer maltratada por su marido.

Violeta está frente al espejo curando las heridas que Luis le acaba de provocar en una golpiza. Él también está con ella suplicándole, como tantas otras veces que lo perdone, que ella tiene la culpa que él pierda la cabeza por llevarle la contraria. Y también, como tantas otras veces, Violeta lo perdona. Luis se marcha a su trabajo y ella vuelve a mirarse en el espejo: Se siente sola, vacía, denigrada, humillada, ultrajada. A un lado, sobre su tocador, está un álbum fotográfico, que ella contempla con nostalgia y desdicha. En él están los recuerdos y las fotografías del "Club de las Flores". ¡Qué felices eran aquellos tiempos! Violeta no puede más y llora desesperadamente su desventura. Violeta quiere hablar a solas con Luis, para corregir algunas cosas de su matrimonio; la madre de Violeta accede en cuidar a sus nietos, sospechando desde hace tiempo que su hija no es feliz al lado de su marido. Luis llega a comer a la hora de costumbre y se enfurece al ver que nada está dispuesto en la mesa y busca a su esposa para golpearla. Percibe un fuerte olor a gas y entra a la cocina, en donde Violeta lo espera y le dice "No volverás a golpearme nunca más". Violeta enciende un cerillo y provoca una fuerte explosión que cobra la vida de ambos. Las demás integrantes del "Club de las Flores" son avisadas de la tragedia y asisten al funeral de Violeta. Están consternadas, dolidas, conmovidas. Jamás se imaginaron que se volverán a juntar en un acontecimiento tan lamentable. Como tampoco imaginaron que una de ellas, tendría un final tan triste. También asiste Irene, compañera del colegio, a la que siempre hacían a un lado. No es que no la quisieran; simplemente, Irene no tenía nombre de flor, requisito indispensable para pertenecer al Club.

Dalia, Margarita, Narda y Rosa están ante la tumba de su querida amiga Violeta. Se miran entre sí y casi no se reconocen. Han pasado muchos años y ellas no son las mismas muchachitas que creían que su vida iba a ser de color de rosa. Hasta ellas también llega Irene y las hace reflexionar. Deben volver a juntarse, volver a ser amigas, ayudarse en la vida de ahora en adelante. Y ahí, frente a la tumba de la primera flor marchita. Hacen un nuevo pacto de amor, de amistad, en el que incluyen también a Irene. Veamos ahora cómo son las demás flores:

Temporadas

Episodios